Corazones rotos.

jueves, 29 de diciembre de 2011


Llámame, cuando el mundo se te venga encima y la cama se te antoje gigante. Cuando sientas que no puedes más y necesites un abrazo. Llámame, si te apetece estar con alguien que come la sal de las pipas o pedir croquetas de las de queso picon. Cuando eches de menos mi cabeza en tu almohada o quieras un abrazo. Hazlo, porque yo también añoro pensar que me quieres en tu vida, porque donde tu estés, yo llegaré mi amor.

2 comentarios:

  1. Que hermoso vida!!! Realmente me gusta tu blog, lo vi hoy, y es genial.

    ResponderEliminar